La Escuela

EN EL CORAZÓN DE SANTANDER


La Escuela es una empresa de enseñanza fundada en 1960 por un grupo de profesores liderado por Rafael Luque Llama bajo la denominación de Academia Politécnica.

Desde sus orígenes, la Politécnica constituyó una oportunidad para muchos estudiantes que no lograban superar las célebres reválidas del Bachillerato de entonces.

Con la entrada en vigor en 1970 de la Ley General de Educación, la Academia se convirtió en el primer centro en impartir formación profesional en Cantabria.

Obteniendo el reconocimiento y la homologación oficial por parte del Ministerio que, tras las transferencias educativas, fueron renovados por la Consejería cántabra de Educación.

En 1976, con la transformación de la antigua Escuela de Maestría Industrial de Santander en Instituto Politécnico Nacional y para evitar equívocos, la Academia Politécnica adoptó su actual denominación: Escuela Técnico Profesional ‘Hernán Cortés’.

Aunque la Academia nació en un inmueble de apenas 100 metros cuadrados en la calle Floranes, el volumen creciente del alumnado aconsejó su traslado a unas instalaciones mayores, de 200 metros cuadrados, en la primera planta del número 41 de la calle Hernán Cortés.

Desde entonces, la Escuela Técnico Profesional ‘Hernán Cortés’ ha permanecido en este inmueble histórico del centro de Santander, creciendo hasta disponer de una superficie de más de 1.700 metros cuadrados en diferentes plantas de edificio.

Más de 1.700 metros cuadrados donde impartimos a diario ciclos formativos de FP Básica (Servicios Comerciales y Servicios Administrativos).

Ciclos Medios (Técnico en Gestión Administrativa, Técnico en Actividades Comerciales y Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería), y ciclos Superiores (Técnico Superior en Administración y Finanzas, y Técnico Superior en Integración Social).

El futuro necesita profesionales

En la Escuela somos conscientes que Cantabria necesita profesionales. En el presente y en el futuro.

Como referente en materia de formación de calidad, somos una comunidad educativa integradora, atenta siempre a las necesidades reales del alumnado, conectada social y laboralmente en nuestro entorno geográfico.

Atracción

Cada vez son más los estudiantes que apuestan por cursar un ciclo de formación profesional. En el periodo 2008-2018, el alumnado de FP ha aumentado el 57%, con cerca de 900.000 estudiantes en toda España.

Demanda

No es extraño ni casual este atractivo. La economía real demanda más titulados en FP, especialmente en España, donde hay un exceso de universitarios y escasean los técnicos y los profesionales.

Empleabilidad

La Unión Europea reconoce que en los próximos diez años (2020-2030), los nuevos puestos de trabajo que se creen en España requerirán un 65% de profesionales con cualificaciones medias de Formación Profesional y tan sólo un 35% de graduados universitarios.

Plano del interior del ETP Hernán Cortés